EDITORIAL EXPO RURAL 2019

A toda la gente presente, le damos nuestra mejor bienvenida. Si hay un hilo conductor, un común denominador para estos días, seguramente es el del asociativismo.

Lo encontramos dentro de ésta sociedad rural, cuando cada uno de nosotros, quien más quien menos, puso algo para que esta exposición, y para que todas las cosas que se hicieron durante el año, se hicieran realidad.

Estuvimos presentes junto a la asociación hotelera y gastronómica, en la realización del Bariloche a la Carta, donde promocionamos la cocina regional y la carne ovina patagónica, con un cierre solidario de gran participación de los barilochenses, cuya recaudación se destinó a la tecnicatura de Comallo.

Estuvimos junto a las agrupaciones gauchas, compartiendo nuestro amor por los caballos y nuestras tradiciones, para la Fiesta de la Tradición.

Nos acercamos a las cooperativas para estrechar vínculos y desarrollar juntos nuestro futuro. Nos alentaron fuertemente las exitosas ventas en conjunto de lana, que dan esperanza de crecimiento.

Estuvimos participando en emprendimientos de otras rurales, no solo de las federadas en nuestra provincia, sino también de la región. Podemos decir que hablamos no solo de la Patagonia argentina, sino también de Patagonia chilena, con quienes tenemos desafíos y oportunidades comunes, trazadas en el punteo la reunión del viernes pasado con la presencia del intendente de la región de los lagos, don Harry Jurgensen, nuestro ministro de Agricultura Alberto Diomedi, y nuestros pares de Neuquén y Osorno.

Contamos con el apoyo a nivel nacional de nuestra entidad madre, confederaciones rurales argentinas, que nos representa en la mesa de enlace a nivel nacional.

La lista es larga, pero merece una mención especial la reunión de consorcios regionales de experimentación agropecuaria, que se realizó el jueves pasado con el apoyo de los grupos Lanín, Esquel, Alto Valle y Guatraché,  junto con esta sociedad rural, en la estancia Fortín Chacabuco. Los productores comparten sus conocimientos y experiencias, emprenden un camino juntos.

Otra mención importante es el trabajo que buscamos profundizar con la Comisión Forestal y Maderera de la Cámara de Comercio de Bariloche, y con la Cámara de Comercio misma, se trata de una actividad aún muy lejos de su gran potencial, no solo a nivel económico diversificando la matriz de ingreso de campo y ciudad, sino también a niveles ambiental y social. El congreso silvopastoril organizado por el inta el año pasado le da un marco de perspectiva. Más kilos de carne con mejoramiento del ambiente, más pies de madera de calidad, y generación de energía térmica absolutamente renovable aprovechando los remanentes, y podas de raleo y mantenimiento. La clave es plantar árboles y cuidar los que tenemos. Para lograrlo necesitamos políticas y herramientas concretas, como el programa de financiamiento del ministerio de agricultura y ganadería de Río Negro otorgando aportes reintegrables para estimular tareas culturales como poda y raleo. Además dicha comisión acordó con la municipalidad de Bariloche abastecer al plan calor 2019 con leña de las forestaciones de la zona, poniéndolas en forma e impulsando así la cadena de valor. Resta ampliar aún más el rol del emforsa, empresa mixta provincial y privada.

La Asociación de Viveristas de Bariloche está presente, embelleciendo nuestra muestra y contagiando belleza y bienestar al campo y la ciudad.

Otros espacios quizás no son asociativismo con todas las letras, pero sí articulación pública privada.

Estuvimos junto al INTA en la realización de capacitaciones para el hombre de campo, que se realizaron mayormente en el campo experimental de Pilcaniyeu.

Nos acercamos a las instituciones educativas y de investigación, para crear lazos y pasantías que formen a nuestra juventud e incorporen tecnología a lo que hacemos. Destacamos el proyecto EDULIVE donde participamos ya desde hace dos años junto al INTA, universidades como la del Comahue y su facultad de Ciencias Agrarias, y la Federación de cooperativas Fecorsur. Las escuelas agrotécnicas, tecnicaturas y carreras afines, están pidiendo cancha para que nuestra juventud vaya creando esos puestos que generarán actividades de bienestar y sustentabilidad.

Destacamos la presencia del ministro de agricultura de nuestra provincia, quien está aquí especialmente desde el miércoles en Bariloche y está abocado a la problemática de la región. En el marco de esta exposición el ministerio a su cargo convocó a una reunión de Ley Ovina Caprina, y otra de sanidad Ovina con el objeto de resolver dos cuestiones de suma importancia, tanto el financiamiento como el marco productivo sanitario. Con este último fin la provincia entregó a esta rural una manga de aspersión sobre la cual estamos ayer y hoy haciendo demostraciones, que agradecemos y está disponible para socios y cooperativas. La gestión provincial ha estado presente sobre todo en temas de seguridad, con el desarrollo de una nueva fiscalía temática sobre el delito rural, que ha tenido una respuesta profesional en la policía de rio negro, logrando un comienzo de solución en lo que es un flagelo para todos los campos, pero especialmente para los linderos con las ciudades, y para los pequeños y crianceros. Aunque todavía falte mucho, vamos por el buen camino, y será necesaria una mayor colaboración de las inspecciones bromatológicas municipales, dado que el robo de ganado genera altos riesgos no solo al  hombre de campo, sino también a la salud de la población urbana. Es una actividad económica absolutamente ilícita, y todo lo que pueda hacerse decomisando hasta los freezers, vehículos y armas utilizados, la volverá inviable, en lugar del gran negocio a costillas de los demás y de la salud pública, que es en este momento.

En este rumbo, destacamos el trabajo mancomunado de la fiscalía temática recién mencionada, de la brigada rural y la policía de rio negro, y también del ministerio de seguridad de la nación.

Con respecto al acceso a la faena para los pueblos de la región sur, y mercados de proximidad, no hemos encontrado soluciones claras por el momento. Nos parece que es la hora de aplicar el viejo dicho que enseña que “lo perfecto es enemigo de lo bueno”. La ley federal de carnes, y las indicaciones que la secretaría de agroindustria le pasa al SENASA, no contemplan la necesidad de disponer transitoriamente de mataderos locales que sean sencillos, de fácil operación, que comiencen con lo básico disponible, y se puedan ir mejorando con el tiempo, es decir de manera planificada y acotada,  para que no se conviertan en lo que comúnmente se llama un provisorio provisiempre. La tecnología apropiada existe, pero será necesario trabajar mancomunadamente, tanto desde la producción, como desde la administración nacional, como desde nuestra legislatura provincial, y desde los municipios.

Destacamos el acierto de las palabras del secretario nacional de Agroindustria Luis Miguel Etchevere, defendiendo la barrera sanitaria como herramienta que sirve a que podamos exportar a países como el Japón, donde se valore  la alta calidad de nuestras carnes. A los que pretenden desde la vereda contraria, con el eufemismo de flexibilizar dicha barrera, desacreditarla para servir a negocios personales, les decimos que dejen de mentir. Si quieren tener la misma situación sanitaria que nosotros, que trabajen como nosotros para lograrla, con todos los papeles, como corresponde. Si argumentan que lo hacen para bajar el precio de la carne, que lo hagan ya mismo, dado que son los proveedores de más de la mitad de la carne sin hueso que consumimos en la Patagonia. Que no mientan más. A las pruebas nos remitimos.

Invitamos al gobierno nacional a continuar tomando medidas que desarrollen las ventajas comparativas de nuestro país. De cada 10 dólares que ingresan a la Argentina, 6 corresponden a lo que genera el campo. Y esto con catástrofes naturales, políticas que cambian a cada rato, y con los recursos a media máquina, porque aún no hay una masa crítica en la dirigencia nacional que se de cuenta que no podemos vivir de prestado, sino del superávit de nuestro trabajo genuino. Un hogar que gasta más de lo que genera, condena a sus hijos a la bancarrota y la miseria. Y esto lo sabemos, Argentina es nuestro hogar….mirémosla como el Hogar que es y generemos más de lo que gastamos.

Si para muestra basta un botón, un botón bastante grande es el hecho de que agroindustria pasó de ministerio a secretaría. Esto no sería un problema, si lo justificamos por el achicamiento del gasto. Pero en ese caso, el ministro de producción actual debiera ser un profundo conocedor del sector que ingresa 6 de cada 10 pesos, y no lo es. Debemos concientizar a nuestra dirigencia, ahora que estamos en tiempo de elecciones, y por siempre.

Que hay un veranito con los valores de la lana, es cierto y lo festejamos. Es el momento para levantar cabeza, recuperar lo perdido, reinvertir. Para que esto ocurra el marco económico debe acompañar. Un cosa es que alcance, y muy otra es que sobre…hagamos las cuentas y se verá que no es un veranito tan tibio como se cree…

Otro tema aún pendiente, es la necesidad de un ordenamiento territorial en la nuestras provincias, al menos en Patagonia norte. Al ocuparse poco y nada del otorgamiento de tierras de acuerdo a la ley vigente, se condena a un amplio sector de crianceros a no disponer de lo que legítimamente les corresponde, y a una situación de postergación que traba el desarrollo del campo, en su conjunto, en la región. No es lo mismo la propiedad privada, que verse privado de la propiedad. Algo semejante, equivalente puede decirse del relevamiento de comunidades que estaba previsto por la ley 26160, y del cual no tenemos noticias.

Para ir cerrando, un agradecimiento a Vialidad Provincial por los intensos trabajos en la dársena de ingreso a este predio, a la policía de Río Negro y a la Policía de seguridad aeroportuaria. Al Splif, al SENASA. A los cabañeros y expositores.

A todas las familias y personas que nos acompañaron en estos días, no sólo escuchando nuestras cuitas y desafíos, sino también compartiendo este marco natural, las cosas del campo, disfrutando, cantando y bailando de corazón, muchísimas gracias.

Santiago Nazar

Presidente Sociedad Rural Bariloche

logo CLas.png
logo.soc.rural-WEB.png

Mail: rural@ruralbariloche.com.ar

Mitre 1549 - Bariloche - RN

Tel. (0294) 4434438

Horario de atención: Lunes a Viernes de 9 a 13hs.